viernes, 30 de abril de 2010

Una de niños


Bit tenia como 14 años cuando ocurrió, como se podrán imaginar era apenas una niña, una niña a la que apenas comenzaba a transformarsele el cuerpo, la imaginación de hacer cosas nuevas es lo que mueve.

Un día, entro al metro, ella se disponía a ir a la escuela, así que llevaba su uniforme escolar, ese día le tocaba ir de pants, el metro iba llenisímo, como suele ocurrir en horas pico, al entrar observo que había un sujeto que iba de pie, con una mano extendida detrás de su espalda como cubriéndose el trasero.

Bit se sentía muy rara ese día, sentía calor pero era un calor diferente, no era solo por que había mucha gente en el vagón.

Bit se acerco lentamente a esa mano y la mano sin vacilar comenzó a tocarla, despacio, hasta que en algún momento le bajo tiernamente el pantalón y la toco, ella estaba muy mojada, sus dedos tocaban tanto como se podía, hasta que un sonido los hizo reaccionar, era el metro que había llegado a la siguiente estación, ambos caminaron y salieron de ahí.

Ni Bit ni él supieron que paso, ella apenas volteo y observo la verga parada del desconocido, al final ella recorrió el pasillo y no lo vio de nuevo.

Feliz día del niño jejeje del niño perverso que tod@s llevamos dentro.

lunes, 19 de abril de 2010

En el convento


Una noche el padre Damian llamo a una de las monjas a su dormitorio, solía hacerlo con regularidad pero esta vez había llamado a Camila, ella era una de las mas jóvenes tenia apenas 29 años, no hacia mucho que se había decidido por los votos.

El caso es que esa noche fue con su sotana pero debajo de ella no llevaba ropa interior, en el cuarto apenas y había una cama vieja que rechinaba al menor movimiento, unas velas y una silla, que era justo donde el padre le esperaba.

-Puedo pasar-

-pasa hija, me gustaría me ayudaras, tu sabes que en la soledad del convento a veces se apetece la ayuda de una chica como tu-

-digame que debo hacer-

-primero quitate la ropa, que apenas y puedo ver tu cuerpo, después a gatas quiero que te acerques hacia mi-

Ella obedeció, lentamente se quito la ropa, hacia frió y su piel se erizo un poco, se hinco y a gatas se acerco.

-Bien, ahora quedate así un rato-

Él se levanto de la silla la observo con una vela en mano, la recorrió así sin prisas con calma, y después de un rato, la cera que derramaba la vela fue derramada de a poco sobre su piel, ella apenas y podía gemir, de pronto el padre se acerco, se levanto la sotana y le sugirió su verga...

Lamió tanto como pudo, hasta que de pronto él dio con mas fuerza en su boca hasta atragantarla, cuando sintió que de pronto vomitaría, se la saco y la empujaría con fuerza al suelo, cogió el látigo y la llamo perra pecadora mientras la golpeaba con tal fuerza que su piel estaba totalmente enrojecida y en algunas partes se veía claramente como se había abierto la piel y peor aun como algunas gotas de sangre comenzaban a salir.

La levanto de nuevo y ahora sobre la cama la cojio por detrás mientras lamia la sangre,al terminar, ella salio corriendo con su ropa en mano, rogando por una noche mas.