lunes, 15 de noviembre de 2010

Para el señor, el de mis sueños

Un día caminaba sola y veía un futuro incierto, luego lo encontré. Estaba ahí sonriendo como todo un cabrón, uno de esos que los miras a fuerza, con una mueca un poco rara en la cara, me sonrió.

Toda la noche le observe, toda la noche me inquieto con su boca que no paraba de hablar, le oía atentamente. Le ofrecí mis labios, luego mis manos y al final mi vida.

Hoy la vida es diferente el me ha tomado, soy presa de su dolor, de su aliento y de su perversión.

Perversión que calienta mis noches y humedece mis piernas, que logra mojar mis labios con olor a semen, aroma violento que me hace desear que el día no termine y la noche se evapore.

¡Bendita puta me ha hecho!

La puta de tus orgias, que te cobija en sus pechos cuando el insomnio del dolor te acompaña.

La perra que aúlla por las noches cuando no estás, la que moja la cama cuando te recuerda, la que mueve la cola y lame tus pies cuando la suerte parece se ha ido.

Te amo

Giselle



domingo, 14 de noviembre de 2010

La Entrega


A sus pies Señor

Entonces desperté y la volví a ver ahí, a mis pies, a mi disposición, con el atuendo que le habia puesto, con la atadura que le hice, dormitando, esperando a que la despertara y la solicitara.
La entrega que me hizo fue una prueba de amor que ella disfruta tanto o mas que yo, es demasiado caliente. Las cosas que experimenta bajo mi dominio es como llevarla al paraiso en la tierra, el placer de llevarla mas allá de lo que habáa experimentado, la perversión de mis peticiones la ponen en un trance placentero, lo sé, sexualmente catártico.
Quiso entregarse a mí, para vivir un paraíso mundano y permanente. Ella sabe lo que quiere. Quiere estar conmigo, pertenecerme.
Asi será...


Sr de Giselle

martes, 21 de septiembre de 2010

La vecina


Laura se quedo sola por un momento, después de despachar a los hijos y el esposo, lo menos que queda es un rato de relajación.
Así que encendió la televisión, se tomo tranquilamente un café, y comenzó a pensar acerca de su vida, de lo que dejo después de casarse, recordó invariablemente a un viejo amante, de esos que se tienen en la juventud, Manuel era un chico muy lindo, era dulce, la trataba tiernamente...De pronto, con el sonido de la tele se recosto, muchos recuerdos llegaron a su mente.
Una vez estaba sola en su casa tenia mucho calor, recordaba las caricias de Manuel la noche anterior, como le tocaba los pechos de a poco y su otra mano recorría despacio su pantalón y comenzaba un toqueteo cada vez mas rápido y mas fuerte, y como de a poco se fueron quitando la ropa...
En eso de los recuerdos estaba cuando invariablemente empezó a tocarse, casi como Manuel lo hacia, se retorcía y cada vez estaba mas caliente, en eso riiiiiiiiiiing el sonido del timbre invadía su intimidad, rápidamente se acomodo el camisón y salio a la ventana a ver quien era; al asomarse vio a su vecino un chavo de unos 27 años que no estaba nada mal, ella pregunto con la cara sudorosa y roja que se le ofrecía y el contesto que había escuchado ruido y solo pasaba para ver si las cosas estaban bien, sonriendo y limpiándose la mano le dijo con una seña que si que no había problema.
El chico sonrió y le dijo que con confianza si necesitaba algo podía ayudarle, una sonrisa salio de Laura y abrió la puerta, le dijo que podía pasar a cerciorarse de que todo estaba bien.
Al entrar el vecino la miro y pudo observar que sus pezones se veían a través del camisón, rosados y duros, ella temblorosa lo miraba, se acerco y el beso su mano que olía a sexo.
Así que los besos siguieron y la tomo como hacia mucho no la tomaban.
Al terminar el sonriente pregunto: " ¿me regalas un poco de azúcar?"
Y así cerro la puerta con una sonrisa en la cara, un poco menos de azúcar en la casa y eso si los recuerdos enterrados.

sábado, 21 de agosto de 2010

Turbación

Apenas y sus gemidos se escuchaban cuando llego el señor, él abrio la puerta y la vio ahi tirada en el piso con los panties a las rodillas y sus manos tocandose por dentro y por fuera.
Tomo una silla y se acerco tanto como pudo se sento y también comenzo a tocarse, ella le pidio se acercara, la tocara. Lentamente se inclino a ofrecerle su verga en su boca, no pudo negarse.
Terminaron y ella limpiaba los restos de leche de su boca, se levanto y agradecida beso los labios de su señor.

miércoles, 14 de julio de 2010


Eran tal vez las dos de la tarde cuando Betty y Mike salieron a dar una vuelta por la ciudad, caminaron por el centro histórico y observaban todo lo que ocurría a su alrededor, después de ir a comer un helado, de sentarse a ver a la gente caminar por ahí, decidieron ir de regreso a su casa, caminaron al eje central y abordaron el trolebús.
Ya ahí de pronto el camión se vació, estaban solos, Mike empezó a juguetear insinuando cosas, el operador apenas y de reojo en el espejo miraba lo que sus acompañantes hacían, ellos no hicieron nada al respecto de hecho Betty le comento a el que la sensación de ser observada le ponía mas calor a la situación.
Al cabo de un rato comenzaron a tocarse y la cabeza de Betty desaparecería para hundirse en la bragueta de Mike, instantes mas tarde ya ambos estaban entre el espacio de los asientos con la ropa encima se revolcaban entre caricias y besos.
Al llegar a la terminal el operador los dejo a solas, los dejo terminar, ellos ni si quiera se habían percatado de que el camión ya no estaba en movimiento, al levantarse se acomodaron un poco la ropa y el cabello, bajaron del camión con toda tranquilidad para irse al metro con la sonrisa del operador, una de esas que son cómplices.

martes, 6 de julio de 2010

Una visita


-Buenas tardes buscamos al doctor López
-¿Tiene cita?
-marcamos muy temprano, es una urgencia, ¿será que pueda pasar?
-permítame, que le aviso al doctor
Pasaron como treinta minutos cuando salio un doctor con cara de malo, de esos que te dan poca confianza, pero ni modo, Laura tenía que pasar a como diera lugar y Manuel lo sabía.
Se abrió la puerta del consultorio invitándolos a pasar, el doctor los sentó frente a él con una mirada lasciva, cuando le pidió a Laura se desnudara y subiera a la cama de examinación, ella así lo hizo, las miradas de Manuel eran un poco de vergüenza, pero al mismo tiempo de complicidad total.
-Dígame, ¿que dice que le pasó?
Laura se sonrojo cual quinceañera, así que su pareja le contestó; pues vera doctor, la cosa es que estábamos cogiendo cuando de pronto me calenté y decidí darle doble penetración, como estábamos solos y ni tenemos vibrador, decidí meterle mmmm un desodorante, la risa del ginecólogo fue nerviosa pero con mucha morbosidad.
- mmm y dígame ¿como fue que llego ahí?, ¿ como le cupo?
- Bueno, tampoco crea que es algo tan grande es un desodorante de esos de roll-on, pero mire la cosa es simple estábamos en la casa solos, cosa difícil por que casi siempre llegan de visita nuestros familiares; comenzamos a cachondearnos, ella es una caliente así que comenzó a mamarme, casi hace que me venga en su boca, es una afición que ella tiene, ¡es una perra!. Entonces cuando le daba muy duro por el culo, nos pasó por la cabeza la doble penetración, y le digo que como no había nadie pues recurrimos a eso.
- De verdad es tan caliente?
- Si, cuando veníamos caminando y por el metro debería haberla visto se contononeaba tan solo por que se le quedo dentro, jejeje disfrutó mucho cuando la combi paso por los baches y los topes.

Entonces el doctor abrió los labios de Laura y ahí estaba ese pequeño objeto, lleno de liquido, entonces el doctor le pidió a ella que se tocara para humedecer aun mas la región, Manuel le dio permiso, así que con una mirada comenzó a hacerlo, según el doctor esa seria la única forma de sacarlo, tenia que estar muy lubricada para que al salir no causara daño, esa zona es muy delicada.
Se tocó y le pidió a su pareja se acercara mas, dijo que si debía estar muy lubricada tenia que hacerlo, ella lo tocaba y él la tocaba a ella, después ella lo jaló para llevarse su pene a la boca y comenzó a mamarsela de nuevo, el doctor asombrado, pensó en pedir primero que se calmaran pero al final él le pidió que interviniera ayudándole a tocarla, le metió los dedos muy adentro para poder sacar el objeto, cada vez mas adentro hasta sentir el desodorante casi completo, así que metió poco a poco toda su mano y justo cuando ella se venia salió como por arte de magia, ¿quién pensaría que era cosa de un orgasmo?
Cuando salio el objeto, ella rápidamente se incorporo, se vistió y ya mas serena, preguntó cuanto era por el servicio, el doctor sonrío y contesto que nada, que mejor en otra ocasión les podía ayudar con la doble penetración porque si le atorara algo mas grande, les cobraría de verdad.

miércoles, 19 de mayo de 2010

De la noche y sus demonios

Para Maitess

Lorena tenia dos amigos uno de ellos había estado casado con una de sus primas, los cuales en una fiesta se conocieron, de eso hacia mas de 10 años, el otro era un chico que había conocido en un antro bailando intercambiaron teléfonos y terminaron siendo cuates.
Solían salir los viernes por la noche al centro había un lugar donde asistían con frecuencia ahí los meseros se habían vuelto además de sus confidentes, sus cómplices en una que otra aventurilla. Siempre salían con protección uno nunca sabe que puede ocurrir después de algunas cervezas.
Una vez cambiaron de lugar decidieron que era momento de cambiar de aires tomaron el auto y se fueron a meter a un antro gay conocido por que tenia un cuarto oscuro donde todo podía pasar.
Entraron Alonso y Carlos al principio estaban renuentes pero Lorena hizo labor de convencimiento, les invito tres caguamas y ya flameados entraron.
AL entrar, y aun con las chelas encima, no pudieron evitar ver a chicos y chicas besándose, tocándose entre baile y baile.
Ya en la barra pidieron mas chelas y aunque estaban un poco caras comenzaron a desinhibirse bailaban los tres al ritmo de Timbiriche, de pronto el lugar estaba mas lleno que de costumbre así que salieron a fumar.
Afuera hacia un frío del demonio, no obstante a su lado había dos chicas que se fajaban sin pudor alguno, se tocaban los pechos y las nalgas con mucha cachonderia, Carlos fue el primero que babeando le pregunto a Lorena si se había atrevido a besar alguna vez a una chica, ella sin problemas contesto que si, pero que sin lugar a dudas le gustaba mas como besaban los hombres.
Regresaron adentro, y al ritmo de reggae los tres bailaron muy juntitos, entonces Lorena advirtió que Alonso ya estaba un poco emocionado, provocándolo le arrimaba cada vez mas las nalgas mientras a Carlos lo toqueteaba, ya después de un rato de cachonderia subieron al segundo piso, justo donde estaba el cuarto oscuro, siguieron bailando y evidentemente los calores subieron mas cuando vieron a varias parejas cojiendo sin pudor alguno.
En eso Lorena se agacho, les abrió la bragueta a ambos y comenzó a lamerles, en ese momento Alonso la levanto de un jalon la recargo en una mesa cercana y comenzó a desnudarla, a besarle los pechos, Carlos se acerco ella lo masturbaba.
De nuevo en el suelo Carlos la puso de rodillas la penetraba ferozmente, fuerte y rápido mientras ella lamia a Alonso, les excitaba ver como los demás cojian y además los observaban,
Ella se revolcaba entre el sudor y los brazos de ambos, cuando termino la noche, se dirigieron al carro, y llegaron al departamento de Alonso que era el mas cercano, se durmieron, y al despertar ella los observo con una mirada picara.
Ahora ya no se ven tan seguido todos tienen pareja, de vez en vez se recuerdan la noche en la que los demonios de la lujuria salen a hacer de las suyas.

viernes, 30 de abril de 2010

Una de niños


Bit tenia como 14 años cuando ocurrió, como se podrán imaginar era apenas una niña, una niña a la que apenas comenzaba a transformarsele el cuerpo, la imaginación de hacer cosas nuevas es lo que mueve.

Un día, entro al metro, ella se disponía a ir a la escuela, así que llevaba su uniforme escolar, ese día le tocaba ir de pants, el metro iba llenisímo, como suele ocurrir en horas pico, al entrar observo que había un sujeto que iba de pie, con una mano extendida detrás de su espalda como cubriéndose el trasero.

Bit se sentía muy rara ese día, sentía calor pero era un calor diferente, no era solo por que había mucha gente en el vagón.

Bit se acerco lentamente a esa mano y la mano sin vacilar comenzó a tocarla, despacio, hasta que en algún momento le bajo tiernamente el pantalón y la toco, ella estaba muy mojada, sus dedos tocaban tanto como se podía, hasta que un sonido los hizo reaccionar, era el metro que había llegado a la siguiente estación, ambos caminaron y salieron de ahí.

Ni Bit ni él supieron que paso, ella apenas volteo y observo la verga parada del desconocido, al final ella recorrió el pasillo y no lo vio de nuevo.

Feliz día del niño jejeje del niño perverso que tod@s llevamos dentro.

lunes, 19 de abril de 2010

En el convento


Una noche el padre Damian llamo a una de las monjas a su dormitorio, solía hacerlo con regularidad pero esta vez había llamado a Camila, ella era una de las mas jóvenes tenia apenas 29 años, no hacia mucho que se había decidido por los votos.

El caso es que esa noche fue con su sotana pero debajo de ella no llevaba ropa interior, en el cuarto apenas y había una cama vieja que rechinaba al menor movimiento, unas velas y una silla, que era justo donde el padre le esperaba.

-Puedo pasar-

-pasa hija, me gustaría me ayudaras, tu sabes que en la soledad del convento a veces se apetece la ayuda de una chica como tu-

-digame que debo hacer-

-primero quitate la ropa, que apenas y puedo ver tu cuerpo, después a gatas quiero que te acerques hacia mi-

Ella obedeció, lentamente se quito la ropa, hacia frió y su piel se erizo un poco, se hinco y a gatas se acerco.

-Bien, ahora quedate así un rato-

Él se levanto de la silla la observo con una vela en mano, la recorrió así sin prisas con calma, y después de un rato, la cera que derramaba la vela fue derramada de a poco sobre su piel, ella apenas y podía gemir, de pronto el padre se acerco, se levanto la sotana y le sugirió su verga...

Lamió tanto como pudo, hasta que de pronto él dio con mas fuerza en su boca hasta atragantarla, cuando sintió que de pronto vomitaría, se la saco y la empujaría con fuerza al suelo, cogió el látigo y la llamo perra pecadora mientras la golpeaba con tal fuerza que su piel estaba totalmente enrojecida y en algunas partes se veía claramente como se había abierto la piel y peor aun como algunas gotas de sangre comenzaban a salir.

La levanto de nuevo y ahora sobre la cama la cojio por detrás mientras lamia la sangre,al terminar, ella salio corriendo con su ropa en mano, rogando por una noche mas.


miércoles, 10 de marzo de 2010

Hay algo oculto en cada sensación.


A veces me pregunto si una caricia es igual a sentir el filo de un cuchillo sobre la piel, otras tantas


me pregunto si es lo mismo la sensación de un beso a sentir como un látigo se resbala por la


espalda.

Probablemente para muchos no es igual, pero para mi si lo haces tú mi Amo es exactamente lo


mismo.



jueves, 7 de enero de 2010


Fue así nomás, llegamos a la playa, con el sol a cuestas y el cansancio por mochila, íbamos una amiga de mi Amo y yo, el lugar maravilloso, un sitio alejado de la humanidad, del lado izquierdo veía el inmenso mar que además era adornado por una bellísima luna llena que iluminaba perfectamente, al otro lado teníamos el río y una palapa cobijaba la casita de campaña. Por la noche salimos a beber unos tragos, el estaba sentado al lado de ella, los miraba pero mas llamaba mi atención el ver la luna, tan grande, tan linda.
La luna dicen, influye no solo en el agua sino también en los sentimientos de los seres humanos, en el aire…
Al cabo de los tragos ella se fue a dormir, mi Amo y yo seguimos caminando por la playa observando, llegamos a una de las zonas mas solas, y comenzó a tocarme, de pronto yo estaba en cuatro llevaba una mini así que fue sencillo que mi señor llegara a tocarme, con la cara en la arena el culo hacia arriba, solo sentía como lentamente metía sus dedos una y otra vez, cada vez mas rápido y mas intenso.
Al final nos levantamos, caminamos hacia la casa y ya adentro con la chica a un lado me pregunto si estaba lista, conteste que si, de pronto mi señor comenzó tocarla, le beso los pechos la desnudo lentamente, yo al otro lado me tocaba y observaba, de pronto el volteaba y me toqueteaba a mi también, pero sus manos corrían mas hacia ella, su boca, su lengua.
Yo termine, entre besos de mi amo que tenían jugos de ella, la luna hizo efecto, me sentía mal, mas humillada que otras veces y aun cuando una perra sabe que su único placer es el placer de su amo, a veces es difícil dejar de lado la sensación de ser utilizada mas allá de lo que la conciencia y la dignidad puede llegar.